23 marzo 2006

King Kong (Peter Jackson, 2005)

Escuchar B.S.O. Cuando uno ve por primera vez el King Kong de Peter Jackson no se pueden evitar las comparaciones con la primera versión. Es el problema de acometer remakes de obras maestras del cine fantástico y de aventuras: sólo pueden ser superados en el aspecto tecnológico, dado que ninguno de los nuevos elementos argumentales o de guión aporta novedades dignas de destacar.
El director decidió partir de la historia original de Cooper y Wallace para mostrarnos una isla plagada de monstruos de todos los tipos y colores: arañas gigantes, escarabajos, mosquitos, ciempiés... y algunos más inventados para la ocasión, aunque ya los habíamos visto de una manera o de otra. Al realizador neozelandés la película se le escapa de las manos (más o menos) cuando el barco encalla en las rocas cercanas a la Isla de la Calavera, a los tres cuartos de hora. Unos 45 minutos que ha necesitado para mostrarnos el paupérrimo ambiente de los años 30, las frustraciones de un director de cine y la relación entre una actriz y un dramaturgo, si bien, en el film de 1933 todo quedaba claro en apenas diez minutos. Es en ese momento cuando empezamos a temer (y a sufrir en nuestras nobles posaderas) que aún nos quedan más de dos horas de película. Quizás en manos de otro director (Spielberg, por ejemplo) no resultaría tan larga, pesada, aburrida y hasta ridícula en ocasiones, como la escenita del patinaje (todavía tengo pesadillas). Y para rematar la faena, Jackson nos regala un final lacrimógeno en exceso con infinitamente menos encanto que el del original en blanco y negro. En el aspecto interpretativo, la relación de Ann Darrow y Kong ya no es de rechazo constante como en la primera película. Esta vez, la más que atractiva Naomi Watts, siente por el "grandullón" algo mucho más profundo... (¿zoofilia?) suponemos que será agradecimiento dada la cantidad de veces que el gorila le salva la vida a la rubia actriz. Pero no todo iba a ser malo, gracias a Dios, el genial Jack Black logra una digna actuación dentro de un largo(muy largo)metraje que sin su participación, seguramente, sería todavía más aburrido. En definitiva, King Kong es un film para esos amantes de la testosterona y los diálogos y/o situaciones absurdas. Un cristalino ejemplo de que no basta sólo con todo el dinero del mundo para hacer buenas películas. Y que, para colmo de males, muestra una preocupante falta de ideas y mucho (demasiado) trabajo en balde. Nota: 3 Sólo se salvan el apartado técnico y la actuación de Jack Black.
Escrito por Apo

6 Comments:

Anonymous Alacrán said...

Joder, que buena está la Naomi...
Bueno, a mí me decepcionó bastante, pero tampoco tanto como para darle un 3. Me pareció demasiado larga, y algunas escenas -como la de la cueva- me dieron un poquito de vergüenza ajena, pero era bastante entretenida, tenía una ambientación cojonuda, y la primera hora está muy bien. Yo le doy un 6.

3/23/2006 11:53:00 a. m.  
Anonymous Apo said...

A mi me decepcionó mucho más que bastante (no se expresarlo de otra manera ^^U). El apartado técnico está muy bien (es de lo poco que salvo), pero aún así tiene lagunas (más bien mares) como la escenita de los diplodocus... que la verdad parecía hecha hace 20ó 30 años, cantaba una barbaridad el uso del ordenador.
Pero lo importante: Si, Naomi Watts está muuuuy buena :-D.......

3/23/2006 01:55:00 p. m.  
Anonymous Korngus said...

Pues a mi me gusto mucho. Desde Naomi (que tenia un papel sencillo, en mi opinion), por supuesto, Jack black que es la reencarnacion de Jackson en la pantalla y el monito mola.

Lo de los bichos... Bueno, es una isla perdida de la mano de Dios asi asi que puede haber bichos desconocidos, pero podrian haberselo currado mas y no sacar a los de spielberg.

No se porque pero me recuerda demasiado a el Mundo Perdido, aunque es mucho mejor era una sensacion de, esto ya lo he visto.


Aunque me pregunto porque los nativos construllen una muralla gigante para que no salga el bicho y ponen una puerta enorme. Y otra es porque ponen a Naomi como cebo pal mono y no se la quedan pa ellos y ponen a uno de sus adefesios.

3/23/2006 06:30:00 p. m.  
Anonymous Apo said...

Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre lo del último párrafo: ¿por qué narices no se quedaron a Naomi para ellos?. Total si al mono le daba igual :).

3/23/2006 09:28:00 p. m.  
Anonymous eVoboy said...

Mucha gente critica King Kong por ser el remake de una película mítica. ¿Y qué? La película antigua y mítica seguirá estando siempre ahí, esta no debe pretender superarla sino mostrar otra visión, diferente. Vale, es posible que en ciertos momentos tenga fallos garrafalaes o que sea bastante errática, pero admitámoslo, el único error verdadero a reconocer es su exagerada duración.

Por lo demás, creo que es un entretenimiento increíble, mucho mejor que la mayoría de basura que se estrena. Me lo pasé bomba viendo a un mono gigante peleándose con tres T-Rex. Otra cosa es que me resultara absurdo. Babeaba con la Watts, y flipé con los FX que lograron generar a un mono creíble.

En pocas palabras... sí, King Kong puede decepcionar para aquellos que esperen encontrar un homenaje, pero si entras en el cine sin prejuicios, te lo pasas bomba.

3/27/2006 11:56:00 a. m.  
Anonymous Bounty hunter said...

felicidades, la critica está muy acertada
exactamente lo mismo que siento yo
y recordad que podeis caer de un precipicio de 100 metros y encontraros con bichos gigantes, y sobrevivir a ello...

4/01/2006 01:06:00 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home